La Educación encierra un tesoro: Educación o utopía necesaria, Jacques Delors

La Educación encierra un tesoro: Educación o utopía necesaria, Jacques Delors

En esta nueva entrada de nuestro blog hemos comentado un texto de Jacques Delors, político europeo de nacionalidad francesa y presidente de la Comisión Europea entre 1985 y 1995. Delors es miembro del Club de Madrid, una organización independiente y sin ánimo de lucro compuesta por 81 exjefes de Estado y de Gobierno democráticos. Es padre de la política socialista Martine Aubry. El texto que vamos a comentar forma parte de su libro La educación encierra un tesoro, se trata de una especie de introducción llamada Educación o utopía necesaria.

Antonio Arjona Domínguez.

“La educación encierra un tesoro”, es un informe a la UNESCO de la Comisión Internacional sobre la educación para el siglo XXI, presidida por Jacques Delors. La primera parte del informe, llamada “La educación o la utopía necesaria”, resalta que la educación es el principal instrumento que ayuda a que la humanidad se dirija a unos modelos de paz, libertad y justicia social, provocando la disminución o anulación de la pobreza, la desigualdad o las guerras. La educación provoca el desarrollo continuo del individuo. En la sociedad en la que nos encontramos lo importante no es lo que uno sabe, sino lo que uno sabe y además sabe aplicarlo. Se debe considerar como principales bloques en la educación el aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a vivir con los demás y a prender a ser.

En mi opinión, creo que a veces no nos damos cuenta de lo importante que es la educación para un individuo. Hay millones de personas que tienen derecho a una educación y que realmente no pueden disfrutarla ¿por qué?. Como dice el documento, no pienso que lo más importante sean las “típicas materias” que debemos de “tragarnos” en las clases como son  Matemáticas o Lengua. A veces, hasta los contenidos transversales son más interesantes que la materia en sí. Se deberían de enseñar contenidos que realmente nos sirva para nuestro futuro, y no se quede en el cajón del olvido, donde se depositan la mayoría de conocimientos que nos han ofrecido esos educadores tratándonos como vasijas a rellenar.

Hacer ver que la educación está presente durante toda nuestra vida es importante, porque la educación no es como montar en bicicleta. Al cabo del tiempo de intentar aprender a montar en bici, conseguimos deshacernos de las ruedecitas de soporte y aprender a darle a la bicicleta. En el educación no se aprende durante una etapa exclusiva, sino que aprendemos hasta el momento de nuestra muerte.

Para finalizar, resaltar que se comenta la constante renovación y actualización del concepto de educación. Esto es cierto, no debemos de quedarnos atrás en lo que a la educación se refiere. No es lo mismo el concepto de educación que se tenía hace 150 años al que tenemos hoy día. Esto se debe a que hay una actualización de este concepto. Y yo me pregunto,  ¿es necesario una nueva actualización? Y tú ¿qué opinas?

Juan Antonio Caballero González.

Según Delors, la educación sirve para que la humanidad progrese hacia los ideales de paz, libertad y justicia social. El autor defiende una vida pacífica en comunidad democrática, donde todos tengamos los mismas oportunidades. La educación debe servir para acabar con las desigualdades. Este pensamiento suyo se explica porque él es un político francés de orígenes humildes y, gracias a dicha educación, ha podido llegar a ser en la vida lo que él ha querido, a pesar de su condición social.

Otra idea muy interesante es que la educación debe recibirse durante toda la vida: el hombre no sólo debe aprender un oficio, la educación debe proporcionarle la adquisición de una serie de competencias que le ayuden a desenvolverse y a trabajar en equipo. Es lo que él llama el “aprender a hacer”. Esta idea de trabajar en equipo, la llevó también a cabo cuando trató de impulsar la unidad europea, negociando los ingresos de España, Portugal, Austria… en la Comunidad Europea.

También defiende que la educación sirva para que el hombre tenga ideas propias, es decir, sus propios pensamientos políticos, lo que él llama “aprender a ser”. Esto se explica porque Delors es un político de izquierdas, perteneciente al Partido Socialista Francés.

Delors también nos comenta el problema de la educación básica en los países subdesarrollados, ya que no hay medios para ella.

Jacques nos propone aplicar una series de  estrategias de reforma para conseguir que la educación se desarrolle en el futuro y se consigan mejoras además de lograr determinados objetivos sociales. Para ello necesitaremos la ayuda internacional.

Estoy de acuerdo con la idea que este político tiene de la educación, aunque parezca utópica debido a las desigualdades sociales y económicas que existen entre los diferentes países del mundo. Todos los hombres y mujeres nacemos iguales, pero no todos tenemos las mismas oportunidades. No es lo mismo nacer en Mali que en Finlandia, donde lo primordial es la educación, considerada tan importante como la medicina. La educación es el único camino de progreso.

Me parece muy importante su idea de que la educación debe formarnos en el terreno profesional y personal, al mismo tiempo. Como futuro docente soy partidario de una educación basada, en gran parte, en el trabajo cooperativo porque las personas nos enriquecemos con el “saber” de los otros. También creo que no sólo los maestros/as transmitimos conocimientos, sino que además debemos inculcar una serie de valores que formen al individuo como persona. La educación en valores no puede faltar en las aulas.

Hay un punto en el que estoy, en parte, en desacuerdo con él: creo que el éxito de una reforma educativa depende fundamentalmente de las autoridades políticas del país en cuestión. Es cierto que también influyen las familias, los directores de los centros educativos, los profesores y la comunidad internacional, como Delors señala, pero en menor medida.

Finalmente pienso que lo que puede lograr que salga un país  de la miseria es una fuerte apuesta por la educación, ya que esta es la base del avance  económico y social. Con la creación de escuelas y universidades conseguiremos que los futuros alumnos saquen a los países pobres a flote y, al mismo tiempo, que consigan sus metas o sueños.

Sandra Carrera Mesa.

El texto de Jacques Delors critica la educación que hay actualmente y plantea una serie de propuestas que se deberían realizar para que la mayor parte de los sistemas educativos del mundo cambien.

En la primera parte del texto me ha llamado mucho la atención cuando habla de la democracia, diciendo que muchos países la buscan, pero que los países democráticos tienen esta democracia muy debilitada. En mi opinión esto es debido a que la mayoría de personas han sido educadas para creer que todo lo que hagan los líderes democráticos está bien, pero cuando las cosas han empezado a “ponerse feas” el pueblo parece que ha empezado a darse cuenta de su propio malestar y han plantado cara a estos gobernadores para conseguir una mejora.

Además, me gustaría comentar que actualmente nos encontramos en un mundo en el que se supone que todos somos iguales, pero eso no se demuestra a la hora de llevarlo a la práctica. Por ejemplo, no hay igualdad de oportunidades a la hora de conseguir un trabajo, ya que en muchos de estos suelen basarse en la apariencia física de la persona en vez de en las capacidades intelectuales de esta, que es lo que realmente importa para llevar en condiciones favorables un oficio. Es por esto por lo que creo que debería plantearse una educación que sea capaz de hacer a los alumnos capaces de afrontar sus diferentes problemas y que sepan argumentar sus ideales con la intención de que estos sean escuchados y tomados en cuenta para el progreso de muchos aspectos actuales.

Es por esto por lo que deberíamos comenzar a darle más importancia a lo espiritual que a lo material, lo material cambia, y generalmente a peor; en cambio lo espiritual avanza continuamente y, aunque no sea con especial ligereza, siempre es a mejor.

Después de esto, decir que el mundo ha evolucionado y que nosotros tenemos que evolucionar con él. En la mayoría de países en los que existe una educación pública, las metodologías son tradicionales y no dejan que los alumnos avancen junto a la sociedad. Con esto quiero decir que el alumnado no aprende lo que realmente le interesa o necesita para transformar la colectividad, si no que memoriza una serie de conceptos y actitudes que le serán útiles para mantener la sociedad como se encuentra.

Finalmente decir que para una mejora general de la educación mundial, lo primero que debe hacerse es conseguir que la educación en las aulas sea obligatoria y pública en cada uno de los 194 países que encontramos en el mundo, después que tenga las puertas abiertas tanto al género masculino como al femenino y que deje la metodología a un lado y se preocupe por los problemas actuales, permitiendo que los alumnos y el profesor interactúen entre ellos y con el mundo en el que viven, y  utilizando distintos materiales dentro del aula, no solamente los libros de texto y la opinión única del profesor.

Cristina Escobar Ortega.

En este texto de Jacques Delors, una vez más tratamos el tema fundamental e importante que además a nosotros como futuros docentes, nos afecta bastante: la educación.

La educación es necesaria para que la humanidad pueda progresar. Ésta es una idea que sabemos y que a su vez se plantea en el texto, pero, ¿qué hacemos para mejorar esa educación? ¿Qué hacemos para obtener unos buenos resultados? Como bien cita el autor, el niño es el futuro del hombre. ¿Les damos la verdadera importancia a los niños y los tratamos como se merecen dándoles una buena educación? ¿O simplemente planteamos un tipo de educación que dicten los políticos (que por cierto no es que tengan mucho conocimiento de la educación en sí, pero bien que dictan continuas reformas) y no nos lleve a nada?

Cabe destacar la posibilidad que nos plantea el autor de mejorar esa diferencia que existe entre numerosos países. Países desarrollados, menos desarrollados, países pobres. Sí es cierto que todos merecen igualdad de oportunidades, pero por otra parte, la educación de cada país se adecua a las características de cada uno. No creo que sea posible solamente un tipo de educación, un único modelo para todos… principalmente porque no sé si esto le interesaría a las grandes potencias que son las que se benefician.

La educación básica es un problema que se plantea en todos los países. Para mejorar los datos que tenemos de ésta, deberíamos empezar por no permitir que existan cifras de adultos analfabetos o niños sin escolarizar.

Por tanto, volvemos a lo mismo. Es necesaria una reforma, sí. Pero esta vez, no nos centremos únicamente en nosotros. Miremos también por los demás, por todos los países, por todas las necesidades de cada uno, por esos países que consideran la educación como lo más importante, por esos países que la consideran un privilegio y por aquellos países que principalmente no pueden permitirse ofrecer una educación para todos. Una educación que permita a todos sin excepción y deje que todos desarrollen su talento, creatividad y sobretodo APRENDAMOS de verdad; que se adapte a los cambios de la sociedad; que sea un sistema flexible que permita diversidad de estudios y atienda todas las características. Una educación que cuente con el apoyo de todos, principalmente con el cuerpo docente que son los que verdaderamente entienden y se dedican a ello día a día. Debemos recordar que la educación es una llave fundamental, importantísima, que nos puede dar acceso a todo.

Miriam Espinar Flores.

En el texto de Jacques Delors nos plantea una serie de reformas que deberían hacerse a la educación, pretende igualar en todas las partes del mundo todo lo que tiene que ver con educación.

En mi opinión, este texto habla de utopía, fantasía. Pienso que es muy difícil llevar a cabo todas las reformas habladas en él, como el hecho de que en todas las partes del mundo los niños estén escolarizados. Al igual que, por desgracia, hay muchas diferencias en economía en países desarrollados, en desarrollo, y subdesarrollados, hay diferencias en educación. Por lo tanto es difícil hacer que niños de un país muy pobre se escolaricen cuando lo que realmente sus padres quieren y necesitan es que trabajen, por muy duro que suene.  Así es la realidad, aunque a mí, como futura maestra me encantaría que estos niños pudieran aprender como lo hacen los de otros países.

Debido a diferencias políticas, económicas, sociales, históricas, etc., distan mucho unos países de otros, y eso conlleva que cada sistema educativo sea diferente. Al igual que existen países, como he dicho anteriormente, en los que los niños no están escolarizados, hay otros con un sistema educativo excepcional, es el caso de los países nórdicos. El sistema educativo de los países nórdicos es uno de los mejores del mundo, todos los niveles educativos son gratis, trabajan muchos idiomas, comida y transporte gratis para los estudiantes, relación entre la escuela y la familia es muy cercana, etc.

Finalmente y para concluir, opino que no sería tan difícil llevar a cabo todas estas reformas si ayudáramos a desarrollar a esos países que se han quedado atrás.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s